Riesgos de los neumáticos de segunda mano

Jueves, 02 de Marzo del 2017
Consejos

¿Neumáticos de segunda mano? Por mi seguridad: ¡no, gracias!

Neumáticos de segunda mano

 

La actual crisis económica está invitando a muchas empresas de desguace y a otras de muy poco serias a poner en venta neumáticos de segunda mano provenientes de coches desahuciados básicamente por accidente.
Este tipo de ruedas suele tener un precio realmente interesante, pero ¿son realmente seguras?
No existe ninguna normativa que pueda aplicarse en el momento de elegir o descartar los neumáticos aptos para volver a ser montados en otro vehículo; en cambio, sí que existen muchos condicionantes para desechar esta opción.
Como decíamos anteriormente, estos neumáticos —los que en mejor estado están— suelen proceder de accidentes donde el coche ha resultado siniestro total. Bajo estas circunstancias no existe manera visual, táctil o técnica (tal vez con un escáner) de saber si la estructura interna del neumático se ha visto afectada.

NO TE FÍES DE LAS APARIENCIAS

Exteriormente, la cubierta puede tener muy buen aspecto, un dibujo profundo o ser de una marca reputada, pero este neumático, durante el accidente, puede haber golpeado contra el metal del vehículo, un bordillo, el asfalto, haber sufrido temperaturas extremas a causa del fuego... Todo ello puede derivar en algún tipo de fractura de fibras internas que podría conllevar a una rotura o deformidad de la estructura una vez vuelva a montarse en otro coche y a someterse a carga y trabajo a altas velocidades.
Tampoco podemos fiarnos del estado del compuesto del neumático. Ya no sólo es necesario ver el código de la fecha de fabricación, sino que puede tener planos fruto de fuertes frenadas o, peor aún, puede ser de un coche que ha pasado mucho tiempo estático, con una presión defectuosa y bajo las inclemencias del tiempo. Todo ello, indefectiblemente, deforma la cubierta, hace que su equilibrado sea muy complicado y que su vuelta al trabajo sea más estresante.
En esta misma línea, no es aconsejable el montaje de un neumático que ha circulado durante un tiempo indeterminado en un coche con una geometría que, a buen seguro, es completamente diferente a la de nuestro vehículo. Esto hace que, una vez montado en nuestro coche, su desgaste anterior afecte al comportamiento y a la geometría del nuestro, algo que nunca sucedería con un neumático nuevo.
Son demasiados condicionantes para nuestra seguridad como para aprovechar esas ofertas, por muy interesantes que sean.

 

SUBIR