Correo de confirmación
X

Se ha enviado un correo de confirmación

Por favor, haz click en el enlace que aparece en el correo para verificar el correo electrónico.
TE LLAMAMOS GRATIS
X
HORARIO DE LUNES A VIERNES
DE 9 H A 20 H
SÁBADO DE 9 H A 13 H

 


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE RODI
Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en atencionalcliente@rodi.es. Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad

LLÁMAME

CÓMO ALARGAR LA VIDA DE LA BATERÍA DEL COCHE


20 de abril de 2017

Una batería gastada dificulta el arranque de nuestro coche, lo que podría llegar a provocar una avería que imposibilitara por completo el encendido del motor.

La teoría define a la batería como un acumulador de energía cuya función principal es poner en marcha el motor del vehículo dando paso al alternador, que es el encargado de proporcionar energía eléctrica a las diferentes funciones del vehículo cuando ya está en marcha.

Sin embargo, es de vital importancia tener la batería en perfectas condiciones, así como elegir una batería de la potencia adecuada a las necesidades de nuestro vehículo.

Para el momento puntual del arranque, se suele necesitar una media de 1.000 a 1.500 W sólo para activar el sistema eléctrico, el motor de arranque, el sistema de inyección, los calentadores o bujías, pero a esta energía básica hay que sumarle puntualmente la que requiere el equipo de climatización o la calefacción si está en marcha, las luces, el equipo de música, el navegador... Como podemos deducir, la batería es un elemento que está sometido a una fuerte carga de trabajo y que ahora, con la llegada del sistema de arranque y parada automática denominados Start&Stop, aún sufre más.

¿Cómo podemos alargar la vida útil de nuestra batería?

Es de vital importancia tener una batería en perfectas condiciones para que nos dure lo más posible, pues a pesar de su eficacia actual, las baterías terminan por romperse debido a los constantes ciclos de carga y descarga, que llevan inevitablemente a la descomposición de sus materiales internos.

Actualmente las baterías son sin mantenimiento, pero hay una serie de precauciones que debemos tomar:

  • Las bajas temperaturas bajan el rendimiento de las baterías. Bajo estas circunstancias sufren más para poner en marcha el motor, así que es recomendable desconectar todos los elementos y/o accesorios que consuman energía y que no sean necesarios en el momento de arranque del vehículo.
  • Las constantes cargas y descargas. Esto provoca que los electrodos internos formen sedimentos, que son los que finalmente pondrán el punto y final a la vida de nuestra batería. Una forma de evitar que estos sedimentos afecten a los electrodos es mover lo menos posible el vehículo. Además, hay que intentar aparcar el coche en plano para evitar que esos sedimentos se desplacen hacia uno de los lados, aumentando el riesgo de cortocircuito.
  • Sulfatación de bornes. Si hemos de recargar una batería, debemos hacerlo dentro de los paramentos establecidos, pues una sobrecarga puede provocar la destrucción de los electrodos internos. Las cargas ?rápidas? también acortan la vida de la batería.
  • No dejar el coche sin arrancar largos periodos de tiempo. La falta de utilización de la batería también reduce su vida útil, pues se produce la sulfatación de sus electrodos que recude el rendimiento.
  • Si prevemos dejar el coche parado durante un largo periodo de tiempo, habría que desconectar el polo negativo de la batería y aplicar un dispositivo que administra una corriente residual. Esto no impide la descarga de la batería, aunque sí lo hace de forma segura.

CONSEJOS RODI MOTOR SERVICES

  • Utilizar la energía imprescindible en el momento de arranque.
  • Evitar en lo posible los movimientos de la batería. Aparcar siempre en plano, especialmente los todos terrenos, a los que les afectan más los movimientos extras.
  • Si conducimos por ciudad o realizamos recorridos cortos, debemos evitar el uso de elementos y/o accesorios. De esta forma, el alternador destinará más energía a la recarga de la batería y más con los sistemas Start&Stop.
  • Ante periodos de desuso, hay que descargarlas paulatinamente.
  • Elegir la batería con la potencia adecuada a las necesidades de nuestro coche. Si elegimos una menos potente, pero más barata, se morirá antes; si elegimos una exageradamente potente, también, al no tener unos correctos ciclos de carga y descarga

COMPARTIR EN

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información