Cadenas Textiles: la solución para circular con tu Coche en la Nieve

Las cadenas de tela son una alternativa a las cadenas tradicionales para circular sobre la nieve. Este tipo de cadenas nos proporcionan la adherencia necesaria cuando circulamos por carreteras nevadas o incluso con hielo.

Como todas las cosas, las cadenas textiles tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Te los presentamos para que decidas si son una alternativa real.

VENTAJAS

  • Las cadenas de tela se montan sobre los neumáticos de una manera mucho más sencilla que las metálicas o las de tipo araña. En menos de cinco minutos ya pueden estar a punto para la marcha, mientras que con el modelo más sencillo de las cadenas metálicas este tiempo se puede llegar a cuadruplicar.
  • Siempre pueden estar disponibles, ya que un juego de cadenas no ocupa espacio en el maletero. No pesan como las metálicas ni hay ningún montaje de accesorios.
  • Teniendo en cuenta lo anterior, podemos disponer de dos juegos (uno para cada tren de rodaje) para mejorar nuestra seguridad de marcha.
  • Como no tienen elementos metálicos, no degradan el neumático. Además, en caso de rotura, tampoco ponen en riesgo la mecánica del coche.
  • Como en el caso de las metálicas, las cadenas de tela se pueden lavar; sin embargo, a diferencia de las primeras, no se oxidan y después de limpiarlas ya están a punto para un nuevo uso o una nueva temporada.
  • Tienen un excelente resultado en la adherencia transversal, ya que evitan resbalones, lo que permite la combinación más óptima con los controles de estabilidad del vehículo.

INCONVENIENTES

  • Al contrario de las metálicas, las cadenas textiles no están pensadas para un uso intensivo. Son ideales para momentos puntuales, como para salir del parking de la estación de esquí o circular por un tramo de carretera nevado o con hielo.
  • Por el mismo motivo, no están indicadas para la conducción fuera de asfalto.
  • No es recomendable circular a más de 50 km / h.
  • Se degradan con más facilidad. Se deben quitar los neumáticos cuando se circule por el asfalto.
  • En cuanto a su direccionalidad y adherencia longitudinal en pendiente, están lejos de la eficacia de las cadenas convencionales.
  • Hay que asegurarse de la medida exacta para nuestros neumáticos; a diferencia de las metálicas, estas cadenas no aceptan holguras o reajustes mediante tensores.

CONSEJOS RODI MOTOR SERVICES

Son una opción recomendable en caso de que:

  • Sólo las uses puntualmente.
  • No tengas neumáticos de invierno.
  • Te resulte muy complicado el montaje mecánico de las cadenas metálicas.

No son recomendables en caso de que:

  • Hayas enfrentarte habitualmente en la nieve.
  • Practiques una poco recomendable conducción decidida por la nieve.
  • Las uses para afrontar pendientes, tales como rampas de parking.