5 Consejos para proteger tu Coche del Frío

No es ningún secreto que tu coche sufre con los cambio repentinos de temperatura. Muchos de sus elementos, aunque a simple vista no lo parezca, pueden verse afectados por las bajas temperaturas de los meses de invierno.

Por este motivo, y con tal de evitarte visitas repentinas al taller, vamos recomendarte 5 aspectos claves a controlar cuando llega el frío.

1 – Procura que tu coche duerma bajo cobijo

No es lo mismo que tu coche “duerma” en la calle a que lo haga en un garaje. El coche que se guarda en el garaje siempre presentará menos problemas a la hora de arrancar que uno que haya pasado la noche a la intemperie.

Cuando el motor del coche arranca en frío necesita un tiempo para coger temperatura y alcanzar el nivel de calor óptimo para su funcionamiento. Si guardas tu coche habitualmente en un parking, tras arrancar, el nivel de temperatura óptimo se alcanzará antes lo que ayuda al motor a sufrir menos tras la puesta en marcha.    

En caso que no puedas dejarlo en un lugar cerrado, te recomendamos que lo aparques en el sitio menos expuesto que te sea posible encontrar. Resguardado del viento, la lluvia o la nieve tu coche estará más protegido. 

2 – Controla que la batería no se agote

La batería es uno de los elementos que más sufre con el cambio de temperaturas, tal y como ya te contamos en este otro artículo sobre cómo alargar la vida de la batería de tu coche.

batería coche invierno

Ten en cuenta que con la batería fría costará más arrancar el motor del coche. Existe un un truco para este caso. Si vives en un sitio muy frío y tu coche ha pasado la noche a baja temperatura, prueba a pasar un paño caliente y seco sobre la batería unos minutos antes de encender el motor. Te será más fácil el encendido.

Si necesitas comprobar el estado de la batería o ves que da señales de estar fallando, solicita cita previa en un taller Rodi y te ayudaremos con el cambio. 

3 – Cuida que el aceite del motor de tu coche esté en buen estado

En época de frío, si el aceite no está en buen estado o no resiste bien las bajas temperaturas, puede llegar a perder gran parte de su viscosidad. Esto se traducirá en un esfuerzo extra para tu coche a la hora de arrancar. Los aceites multigrado o menos viscosos facilitan el arranque en invierno y son una buena opción en estos casos. Ten presente siempre usar el tipo de aceite que recomiende el fabricante de tu coche.

4 – Utiliza un buen líquido refrigerante como anticongelante

líquido refrigerante anticongelante

El líquido refrigerante es también anticongelante. Evita que las piezas se deterioren o se oxiden y ayuda a controlar la temperatura del motor. En todas las revisiones se recomienda comprobar el nivel de este importante líquido. Recuerda que es oportuno sustituirlo cada tres años o cada 60.000km.

5 – Evita castigar el sistema de arranque y el motor

Arrancar el coche después de haber pasado largo tiempo a la intemperie o expuesto al frío es una de las situaciones en las que más sufre el motor. La mejor manera de evitar este sobreesfuerzo es disponer de un parking cubierto.

Otro punto importante que puedes tener en cuenta para arrancar en frío sin problemas es asegurarte de que los filtros de combustible y de aire se encuentran en buen estado. 

En Rodi podemos ayudarte también a verificar el estado de tus filtros y revisar cualquier tipo de problema que puedas apreciar con el arranque. 

Pack Invierno, preparamos tu coche para el frío

pack invierno rodi motor services

 ¿Tienes dudas sobre cómo debes preparar tu coche para el frío invierno? En Rodi podemos ayudarte, somos especialistas en el mantenimiento de tu coche para cuando bajan las temperaturas. Solicita Cita Previa y haz el mantenimiento al Mejor Precio.  

Seguro que siguiendo estos consejos la salud de tu coche a largo plazo lo agradecerá y conseguirás reducir gastos innecesarios en su mantenimiento.

neumaticos de invierno