El desgaste de los Neumáticos en Verano

La temporada de verano es uno de los momentos del año en el que más desplazamientos se concentran. Por este motivo, si se conduces con unos neumáticos de coche desgastados existe un mayor riesgo de sufrir accidentes. ¿Tu coche necesita neumáticos nuevos este verano? Compara precios en nuestro “Buscador de Neumáticos”.

Durante el invierno, los conductores, tienden a prestar más atención a los neumáticos dado que este componente determina la capacidad de reacción del coche para frenar en condiciones climatológicas adversas: hielo, nieve o lluvia. Sin embargo, en verano no se suele prestar tanta atención a los neumáticos al tratarse de un tiempo más estable.

Haga frío o calor, los neumáticos del coche son el único punto de contacto con la carretera. Es por ello por lo que resulta tan importante prestarles también atención en verano. Comprobar el nivel de presiones y el estado de alineado de las ruedas es fundamental en esta temporada del año antes de realizar un viaje largo. También es recomendable comprobar que no existen ni bultos ni grietas en la banda de la rodadura que indiquen un desgaste prematuro del neumático.

Conducir con los neumáticos desgastados en verano supone un riesgo muy alto para la seguridad de un automóvil. Esto puede resultar en un problema grave en esta época del año en la que suelen efectuarse desplazamientos de largas distancias. Un neumático en buen estado siempre resistirá mejor los pinchazos y los frenazos bruscos. Por si esto fuera poco, en gran parte de España el asfalto puede alcanzar temperaturas muy elevadas en verano, afectando a la resistencia del caucho que puede llegar a lidiar con un termómetro 10ºC superior al de la temperatura ambiental.    

coche saliendo parking neumático

¿Qué se debe tener en cuenta para evitar el desgate del neumático en verano?

Son varios los puntos clave que como conductores podemos comprobar antes de partir de viaje en verano para saber cómo se encuentran nuestras ruedas:

  • La profundidad de los surcos del neumático. El estado de la banda de la rodadura y su dibujo repercuten directamente en el gasto de combustible del automóvil. Cuanto más desgastada esté la banda de la rodadura más resistencia ofrecerá y mayor consumo experimentará el coche.
  • El tipo de conducción. Este es otro de los aspectos que también se deben tener muy en cuenta. La manera de coger cada curva, el hacer derrapes o frenazos bruscos… son comportamientos que provocan que las ruedas sufran más de lo normal y padezcan un desgaste prematuro.
  • El tráfico intenso. En los desplazamientos veraniegos pueden darse situaciones también de estrés. Un ejemplo podría ser encontrarse con un atasco para acceder a la playa. En una situación como esta es fácil tener que frenar de golpe o enfrentarse a una repentina tormenta de verano. Llevar los neumáticos desgastados puede disminuir el agarre o la capacidad de frenado del coche. También tienes que considerar la posibilidad de sufrir aquaplaning si te encuentras con una tormenta. 

Finalmente, no está de más recordar el mínimo legal de desgaste de los neumáticos que no debe ser inferior a 1,6 mm. Si el desgaste de la rueda ha alcanzado ya los testigos de desgaste, además de los problemas de seguridad que comporta, puede acarrearte una multa o incluso la inmovilización del coche por parte de la policía.

¿Tu coche necesita neumáticos nuevos? ¿Has comprobado ya el precio de tus ruedas en la web de Rodi? Compra Online e instala tus neumáticos al mejor precio. Encuentra las mejores ruedas para tu coche en nuestro “Buscador de neumáticos”.