Cómo combatir el estrés al volante

Cuando terminan las vacaciones, volvemos todos al trabajo. Esto implica cierto grado de estrés para muchas personas: los madrugones, reuniones a primera hora… trayectos en coche antes y después del trabajo. El ritmo impuesto por la sociedad actual genera gran estrés en muchas personas, una situación que incide negativamente a la hora de practicar la conducción.

¿Por qué se produce el estrés?

  • El medio externo influye con factores como el calor, el frío, el ruido, etc.
  • Por situaciones emocionales.
  • Por motivos profesionales, miedo, etc.

¿Qué consecuencias puede tener sobre la conducción?

  • Impide calcular correctamente las distancias.
  • Produce deslumbramiento nocturno
  • Sensación de cansancio, nerviosismo, dolores de cabeza, etc.
  • Suele generar agresividad al volante, respecto al resto de pasajeros, otros vehículos y a los peatones.

¿Qué debemos hacer?

  • Si el estrés es un síntoma continuo y nos impide hacer vida normal, se debe acudir a un profesional médico, realizando una evolución periódica psicotécnica si hiciera falta.
  • Deben practicarse actividades que ayuden a contrarrestar la situación de estrés.
  • Si es posible, es recomendable buscar trayectos con vías con menos circulación, aunque implique realizar más kilómetros.
  • Debe evitarse la ingestión de alcohol y drogas.

Recomendaciones RODI MOTOR SERVICES

  • Ante un largo desplazamiento, es importante preparar adecuadamente el viaje, evitando así crear situaciones de tensión durante él mismo. Por ejemplo, se debe planificar el trayecto, evitando dudas en las intersecciones. En este sentido, un navegador resulta muy útil y evita este tipo de situaciones.
  • Nunca debe perderse la calma. Los integrantes del vehículo no deben presionar nunca al conductor. Detenerse a menudo a descansar, evitar el cansancio y colaborar a crear un ambiente más agradable en el vehículo ayudarán al piloto a hacer disminuir la sensación de estrés.