La batería, principal causa de averías en Invierno

La mayoría de las averías que se producen o que necesitan asistencia en carretera en invierno son causadas por la batería. Por este motivo es tan importante revisar este elemento antes de la llegada del frío. La batería es una de las piezas clave para el buen funcionamiento del automóvil, ya que alimenta a todos los elementos eléctricos de nuestro vehículo. Desde los faros, la radio o el GPS hasta los asientos calefactables o la tecnología Start-Stop en los coches más modernos: son muchos los elementos que dependen de ella. Su estado variará también según el tipo de desplazamientos que hagamos, ya que no es lo mismo si realizamos trayectos cortos y por ciudad que trayectos largos por carretera.

En invierno, sin embargo, las necesidades energéticas de nuestro vehículo aumentan. Por lo tanto, hay menos energía para cargar la batería, así que necesitaremos una mayor capacidad de arranque para poder poner en marcha nuestro coche.

¿Qué factores causan el deterioro de la batería en invierno?

  • La edad de la batería. A medida que este elemento envejece, su rendimiento disminuye. La corrosión y la sulfatación impiden que la batería alcance su carga completa. Se considera que las baterías tienen un entre cuatro y cinco años de vida útil, así que, si ya ha transcurrido este tiempo, es momento de cambiarla.
  • Usar la batería incorrecta. Parecerá obvio, pero a la hora de cambiar la batería debes tener en cuenta que la sustituyes por el modelo correcto, ya que no todos son iguales. Tamaño, polaridad… incluso variará según las prestaciones eléctricas que tiene tu vehículo. Todo esto son aspectos que debes tener en cuenta a la hora de cambiar la batería. La capacidad, la potencia de arranque en frío y otros aspectos son importantes a la hora de escogerla.
  • Los períodos largos sin usar el coche. Como hemos comentado, en muchos vehículos modernos la batería no solo funciona para el encendido, sino que ya forma parte de un sistema eléctrico más complejo que se encarga de suministrar energía a otras funciones, e incluso debe suministrarla cuando el coche se encuentra en reposo. Por eso debemos evitar los períodos largos sin usar el coche e intentar, por lo menos, hacer un viaje largo una vez al mes.
  • No proteger tu coche del frío. Si podemos dejar nuestro vehículo bajo cobijo por las noches o durante unos días, mejor que mejor. Estando en un garaje conseguiremos que no sufra tanto, y la batería también se verá beneficiada.

En resumen, podemos decir, pues, que tanto el mantenimiento de la batería en invierno como la elección de esta en caso de que debamos sustituirla son muy importantes. Cualquier duda que tengas, pide cita previa o acércate a tu taller RODI más cercano para que podamos ayudarte a escoger la batería que mejor se adapte a las necesidades de tu vehículo o simplemente para echarle un vistazo y asegurarnos de que está en perfecto estado.

Pincha aquí para saber cómo alargar la vida útil de la batería de tu coche.