Consejos para comprar Neumáticos de Invierno

Que nuestro coche esté preparado y bien equipado para afrontar las inclemencias de la época en la que nos encontremos depende sólo de nosotros. El frío afecta a nuestra conducción, sobre todo por la aparición de fenómenos meteorológicos como la nieve, el hielo o el aumento de las lluvias.

Recomendamos cambiar las ruedas por unas de invierno cuando la temperatura es inferior a los 7ºC. Ten en cuenta que un neumático estándar pierde algunas de sus propiedades, como la adherencia o la respuesta ante una frenada, cuando el pavimento está frío, lo que podría provocar un accidente.

Los neumáticos de invierno cuentan con un dibujo mucho más profundo que permite evacuar el agua con más efectividad, además de tener muchas más laminillas que aumentan la adherencia en suelo mojado o helado. Su compuesto hace que sea un neumático más blando, por lo que no se ve tan afectado con el descenso de las temperaturas.

¿Qué neumáticos de invierno elijo?

A la hora de decidir qué ruedas poner cuando llega el frío debes hacerte un par de preguntas: ¿vas a conducir por carreteras nevadas o tendrás que circular por pavimento con hielo? ¿Cuál es tu estilo de conducción? A partir de aquí, podrás decidir mejor qué tipo de neumático necesitas:

  • Neumáticos M+S (Mud and Snow): Este tipo de neumáticos son los más extendidos cuando hablamos de neumáticos de invierno y cuatro estaciones y responden bien en carreteras nevadas o embarradas. Pero ojo, este marcaje es puramente indicativo por parte de los fabricantes. No está sometido a ninguna norma y, por tanto, no es una garantía real de las prestaciones del neumático en condiciones invernales. Por eso lo recomendamos para conductores que pueden verse ocasionalmente sorprendido por nevadas o tormentas, además de ser el neumático de invierno por excelencia que se monta en nuestro país.
  • Neumáticos 4 estaciones o “All-Season”: Estos neumáticos son una muy buena alternativa para aquellos conductores que quieren olvidarse de cambiar las ruedas cuando llega el frío cuando empieza el calor. Son modelos híbridos que nos permiten circular con bajas temperaturas, y están homologados para circular durante todo el año. Si quieres saber más, te contamos las razones para cambiar a unos neumáticos 4 estaciones.
  • Neumáticos SPMSF: Los neumáticos SPMSF están adaptados a un clima frío exigente. Estos modelos están estandarizados y controlados por la Unión Europea, de manera que nos garantiza que la rueda cumple con los requisitos rigurosos de las pruebas y es adecuado para usar en condiciones climáticas adversas. Así que, si vives en una zona montañosa donde la nieve y el hielo predominan durante la mayor parte del invierno, éste es tu neumático.
  • Neumáticos de contacto: Este tipo de ruedas suelen utilizarse en países nórdicos, donde la nieve está presente la mayor parte de la época de invierno. Tal y como su nombre indica, tienen un excelente agarre en superficies nevadas y heladas.

¿Por qué cambiar a neumáticos de invierno?

Los neumáticos de invierno están fabricados para adaptarse a las condiciones meteorológicas propias del invierno gracias a su compuesto. Ten cuenta que el caucho de un neumático de verano o estándar se endurece cuando hablamos de temperaturas inferiores a los 7 Cº.

Además, existen unos cuantos motivos por los que debes cambiar a los neumáticos de invierno ahora que ya ha empezado el frío:

  • Si te sorprende la nieve, tranquilo, porque ¡no hace falta montar cadenas!
  • Aumentan la adherencia sobre superficies mojadas o heladas.
  • Reducen la distancia de frenado hasta un 35%.
  • Mejoran la tracción.
  • Reducen el riesgo de aquaplaning.

Los neumáticos de invierno mejoran nuestra conducción durante los meses de invierno, lo que se traduce en una mayor seguridad. ¡En carretera, no te la juegues!