Consejos para poner tu coche a punto antes del invierno

El mantenimiento de tu coche es primordial para circular con seguridad y evitar posibles averías. Ahora que las temperaturas ya empiezan a bajar considerablemente y de que tenemos el invierno a la vuelta de la esquina, recomendamos revisar elementos del vehículo como los neumáticos o el alumbrado. Por eso queremos aprovechar y darte unos cuantos consejos para poner tu coche a punto antes del invierno.

Está demostrado que las averías contribuyen de forma decisiva a los accidentes. De ahí que sea de vital importancia revisar bien cada uno de los elementos de tu coche. Asegurarte de que todo se encuentra en perfecto estado garantiza tu seguridad, además de un ahorro económico importante.

El mantenimiento adecuado de elementos como los neumáticos, la batería o las luces se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad, sobre todo si tu coche es viejo. En RODI revisamos los elementos de tu coche para que viajes seguro.

Elementos a revisar para poner tu coche a punto

Es necesario tener unos cuantos elementos clave de tu coche controlados. Asegurarte de que están en buen estado te ahorrarán dinero, tiempo y dolores de cabeza. Los elementos más importantes son:

Neumáticos

Lo primero que debes revisar es la profundidad del dibujo. Recuerda que no puedes circular con unos neumáticos que estén por debajo del mínimo legal de 1,6 mm. También es importante revisar el desgaste y la presión. Y no te olvides de la rueda de repuesto.

La batería

La batería es uno de los elementos que más sufre con las temperaturas extremas. De hecho, es la principal causa de averías en invierno. Es importante que revises su estado para asegurarte de que está en buen estado.

Alumbrado y señalización

La finalidad de las luces no sólo es la de ver, sino también la de ser visto. Es importante que revises tanto su funcionamiento como la regulación de los faros. Deben alumbrar correctamente la carretera y no deslumbrar a los otros conductores. Esto también incluye las antiniebla y las que permiten leer la matrícula. El uso obligatorio del alumbrado queda recogido en la Ley de Tráfico y Seguridad vial.

El nivel de líquidos

Los líquidos de tu coche son el aceite, el limpiaparabrisas y el refrigerante. Es muy importante que todos ellos estén al nivel adecuado. Ten en cuenta que si circulas con menos aceite en el depósito de lo recomendado, el motor de tu coche puede tener problemas. También conviene llevar el líquido parabrisas por si necesitas limpiar la luna delantera, que podría afectar a tu visibilidad, y llevar el refrigerante para protegerlo del frío.

Documentación del coche

Parece obvio, pero tenlo siempre a mano y controlado. En el permiso de circulación figuran los datos técnicos del coche y los datos de su propietario. Tampoco olvides a tarjeta de la ITV y pegatina correspondiente, que debe estar bien visible en el cristal delantero.

Si sigues estos consejos para poner tu coche a punto no sólo estarás preparando tu vehículo para afrontar mejor el invierno. También estarás invirtiendo en tu seguridad y en la del resto de conductores.