Secretos del Neumático de Invierno

El desconocimiento general hace creer que los neumáticos de invierno sólo están pensados para carreteras nevadas. Sin embargo, no es necesario que el invierno llegue a ser extremo para que sea beneficioso utilizar este tipo de neumáticos. Con temperaturas inferiores a 7 °C, con  lluvia o con barro ya  justifica usar neumáticos de invierno y mejorar en seguridad. Existe una gran diferencia en cuanto a seguridad de conducción según si se utilizan cubiertas de invierno o de verano en función de la época del año.

Las láminas del neumático de invierno

Los datos demuestran que los neumáticos de invierno representan una ventaja muy importante para el conductor en esta época del año. Cuando hablamos de seguridad y de control del coche en condiciones invernales esta clase de neumático se presenta fundamental. 

En carreteras húmedas, embarradas o con hojas la adherencia de este tipo de cubiertas se sitúa por encima de la de un neumáticos standard de verano. Esto es gracias al compuesto blando y el dibujo específico que utilizan que se adapta mejor a las condiciones frías. 

En las situaciones más extremas, conduciendo a 80 km/h sobre nieve la distancia de frenado con un neumático de invierno es de 70 metros, 40 metros menos que la distancia que se recorrería con un neumáticos de verano en condiciones similares.

Además, los neumáticos de invierno son una alternativa a las cadenas en algunos casos. Permiten continuar el viaje cuando la nieve comienza a aparecer, relegando el uso de cadenas a situaciones extremas. 

También existe la idea de que los neumáticos de invierno son un gasto económico importante, cuando en realidad es exactamente lo contrario. Los neumáticos de verano, si se utilizan en condiciones invernales, sufren un desgaste mayor y reducen su vida útil. Si cuando es momento de cambiar los neumáticos de verano por los de invierno se guardan adecuadamente, ambos juegos de cubiertas prolongan su vida útil y acaban por suponer un ahorro.

Los consejos Rodi para usar neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno son ideales para ti si:

  • La temperatura del lugar donde vives suele bajar por debajo de los 7 °C.
  • Circulas habitualmente por carreteras de montaña.
  • Haces muchos kilómetros en diferentes estaciones del año.
  • Tienes un coche de altas prestaciones que requiere un buen agarre por su peso y potencia. 
  • Valoras ante todo tu seguridad al volante bajo cualquier circunstancias.