TE LLAMAMOS GRATIS
X
HORARIO DE LUNES A VIERNES
DE 9 H A 20 H
SÁBADO DE 9 H A 13 H

 
Acepto recibir información comercial
checkbox

Acepto la política de privacidad
checkbox
LLÁMAME

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE RODI
Finalidades: Contactar telefónicamente. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: No están previstas cesiones. Derechos: Acceder, rectificar, suprimir sus datos según información adicional. Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad

Correo de confirmación
X

Se ha enviado un correo de confirmación

Por favor, haz click en el enlace que aparece en el correo para verificar el correo electrónico.
CAT  /   ESP

5 ventajas de montar neumáticos de invierno


28 de febrero de 2019

Los neumáticos de invierno, además de funcionar mejor cuando la temperatura es baja, evacuan mejor el agua y la nieve. Te contamos por qué deberías montarlos en esta época del año.

COMPARTIR EN

5 ventajas de montar neumáticos de invierno

En esta época del año en la que las temperaturas bajas y condiciones adversas como la nieve o la lluvia hacen acto de presencia, una de nuestras recomendaciones favoritas es la de montar neumáticos de invierno. Si la temperatura es inferior a 7Cº, o sobre todo si nos desplazamos por zonas en las que podemos encontrarnos con la presencia de nieve y/o hielo, los neumáticos de invierno son la mejor alternativa. Por todo eso, te explicamos qué ventajas tendremos si equipamos nuestro vehículo con unas ruedas preparadas para afrontar las adversidades del invierno.

  1. Gana en seguridad. Circular con neumáticos de invierno es mucho más seguro, sobre todo si vivimos en zonas en las que podemos encontrarnos con nieve u optamos por ir a la montaña a esquiar los fines de semana, aunque sea algo puntual. Recuerda que, aunque no nieve allá donde vives, el frío puede pasarles factura a unos neumáticos de verano, ya que el compuesto de la goma no está preparado para soportar las bajas temperaturas, y tampoco responderá de la misma forma ante un frenazo.
  2. Di adiós a las cadenas. Una de las grandes ventajas de equipar nuestro vehículo con neumáticos de invierno es que no es obligatorio (ni necesario), montar cadenas en caso de que nos encontremos con nieve. ¡Así que olvídate de parar a mitad del camino y de ponerte nervioso intentando montar las cadenas antes de que la nieve lo cubra todo!
  3. Disminuyen la distancia de frenado. Con una temperatura de asfalto más bien baja, estos neumáticos presentan una adherencia mayor, así como una mejor tracción, por lo que la distancia de frenado disminuye.
  4. Evacuan mejor el agua. Los neumáticos de invierno tienen unos dibujos en concreto que ayudan a evacuar mucho mejor el agua y el barro, lo que significa un riesgo menor de sufrir aquaplaning.
  5. Nos ahorran tiempo y dinero. Usar los neumáticos adecuados para cada estación nos ayudará a ahorrar dinero. Sus propiedades y compuesto son distintos según si son para invierno o para verano, así que si los equipamos cuando toca, no sufrirán tanto. Además, ten en cuenta que si cambiamos nuestros neumáticos dos veces al año (una vez a principios de invierno y otra a principios de verano), no estamos gastando el doble, sino invirtiendo en neumáticos: mientras usas unos, los otros están guardados, y listos para usarlos en el próximo cambio de estación. 

En RODI disponemos de servicio de almacenaje en algunos de nuestros talleres, así que, si estás interesado, puedes llamarnos al 900 922 922 o ponerte en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales.

¿Sabías que…? Los neumáticos de invierno se identifican con el marcaje M+S (Mud and Snow), y el pictograma de una montaña de tres picos que incluye en su interior un copo de nieve, aunque visualmente podemos diferenciarlos gracias a su dibujo, mucho más profundo, y en el número de laminillas. Están hechos de un compuesto de goma especial que conserva sus propiedades ante el frío. 

Mantenimiento de los neumáticos de invierno

Aunque los neumáticos de invierno no necesitan ningún mantenimiento especial, sí que es importante realizar las tareas de mantenimiento normales a las que sometemos a cualquier tipo de neumático. Estas son: