Características del Aceite de Motor para tu Coche

Ya conocemos los tres tipos de aceite que podemos encontrar en el mercado: el mineral, el sintético y el semisintético.

Sin embargo, los fabricantes nos suelen recomendar que, además, estos aceites tengan unos valores específicos.

Uno de los más importantes es el llamado SAE, popularmente conocido como viscosidad.

La viscosidad es muy importante porque determina la capacidad y la eficacia de lubricación del aceite según la temperatura de trabajo. Por ello, los fabricantes estipulan los valores estándar para sus motores y los clasifican según un SAE.

El SAE es una referencia de escala de viscosidades seguida por los fabricantes de todo el mundo, que en su momento estableció la Society of Automotive Engineers para todos los aceites de uso en la automoción.

Monogrado y multigrado

Esta clasificación asigna unos grados SAE: 0W, 15W, 20W y hasta 50 W para lubricante de motores, mientras que los más altos y más viscosos, 60W, 75W o 90W, son para cambios y engranajes.

Además, dentro de esta normativa hay dos tipos más: el monogrado (SAE 0W, 15W, 20W …) y los multigrado (SAE SAE 5W 30, SAE 10W 40 …).

Estos últimos son más habituales, ya que pueden trabajar en una banda de temperaturas más amplia. Esto es así porque el aceite multigrado tiene aditivos que hacen que la viscosidad sea más estable a pesar de las variaciones de la temperatura del motor o de las ambientales.

En este sentido, los valores SAE están medidos a 100 ° C, y la letra W (winter) indica que han sido medidos por debajo de los 0 ° C.

Diferencias de aceite monogrado y multigrado

Los fabricantes de motores determinan cuál es el grado SAE adecuado en base a factores tales como la temperatura del motor, las revoluciones a la hora de ponerlo en marcha y la máxima del motor, las tolerancias entre las piezas móviles, así como la potencia de la bomba de aceite. Por lo tanto, si el fabricante dice que el SAE ideal es 15W 40, esto significa que 15 es el grado ideal para arrancar el motor en frío, mientras que el valor 40 es el grado ideal para trabajar cuando el propulsor ha cogido temperatura.

Una viscosidad demasiado baja hará que la película lubricante no soporte las cargas entre las piezas y que desaparezca sin haber cumplido el objetivo de evitar el contacto metal con metal. Si la viscosidad es demasiado alta, el lubricante no será capaz de llegar a todos los puntos donde hace falta, con lo cual pueden existir muchas pérdidas en motores con más desgastes.

Por eso es importante respetar siempre el SAE recomendado por el fabricante.

RECOMENDACIONES RODI MOTOR SERVICES

  • No varíe el SAE recomendado por el fabricante a pesar del kilometraje o del aumento del consumo de aceite.
  • Sólo sería recomendable hacer la revisión del grado SAE si el vehículo tuviera que pasar grandes temporadas fuera del clima mediterráneo, es decir, en clima subpolar o desérticos. Los fabricantes de estos mercados recomiendan el SAE adecuado para estas temperaturas.
  • En caso de urgencia, si se queda sin aceite en puede meter de otro grado; sin embargo, una vez que haya resuelto el problema, y ??cuando en vuelva a meter, hay que volver al valor recomendado.
  • Cumplid los periodos entre cambios de aceite. Los aceites viejos pierden muchas propiedades, entre las que su estabilidad cuando la viscosidad.