Aceite de Motor para el Coche: tipos y características.

El aceite de motor es un elemento indispensable para el buen funcionamiento de cualquier vehículo motorizado con motor de combustión. Su función es proteger el motor generando una película entre las partes móviles que disminuye el rozamiento, ayuda a controlar la temperatura y reduce el desgaste de las piezas.

Con el paso de los años el aceite de motor ha evolucionado a medida que la industria del automóvil mejoraba la composición de sus lubricantes con diferentes fórmulas químicas. Como resultado de esta evolución, en la actualidad existen tres tipos de aceite de motor:

  • Aceites minerales: es el tipo de aceite más primigenio. Se obtiene directamente de la destilación del petróleo. Es un aceite inestable ante los cambios de temperatura que se caracteriza por disponer de índices de viscosidad amplios.
  • Aceites sintéticos: se sintetizan mezclando diferentes productos como el etileno y otros derivados del petróleo. Su índice de viscosidad es más elevado que el de los aceites minerales resistiendo mejor ante los cambios de temperatura. Ofrecen un mejor comportamiento ante los procesos de oxidación y evaporación.
  • Aceites semi-sintéticos: son el resultado de combinar las dos opciones anteriores. Habitualmente cuenta con una proporción de entre el 60% y el 80% en aceite mineral con un restante de aceite sintético.

Cada coche está diseñado para funcionar con una clase de aceite concreto partiendo de estos tres tipos. Para saber qué aceite aconseja el fabricante de tu coche lo más adecuado es consultar el manual de propietario de tu automóvil. También puedes descubrirlo haciendo uso del “Asistente de Revisiones” de la web de Rodi.

 

Sin embargo, la tendencia de los coches actuales, con mantenimientos más prologados, es hacer servir lubricantes sintéticos quedando los aceites minerales relegados a ser usados en los coches más antiguos.

¿Qué son las siglas SAE del Aceite de Motor?

El SAE es lo que se conoce comúnmente en los talleres como el índice de viscosidad de un lubricante. Este índice establece una relación entre la viscosidad del aceite según la temperatura del motor. Basándose en el SAE los fabricantes de coches establecen unos valores que determinan el aceite que debe ser usado con el motor.

llenado aceite motor coche

El SAE viene representado por un número que hace referencia a la temperatura a la que trabaja correctamente el lubricante seguido por el símbolo W. Algunos ejemplos de SAE podrían ser: 0W, 15W, 20W… Es importante no confundir este número que referencia la temperatura con la temperatura real en grados centígrados, ya que sólo actúa como una escala referencial. Por tanto, se podría decir que el SAE es una escala que sirve como guía a los fabricantes de motores de todo el mundo. Es regulado y estandarizado por la organización internacional Society of Automotive Engineers.

Aceites de Motor monogrado y multigrado

El SAE aparte de indicar la relación entre la temperatura y la viscosidad del aceite, también nos indica el tipo de lubricante que se va a utilizar, este puede ser monogrado o multigrado.

Como su nombre indica, el aceite monogrado está desarrollado para ser usado en una temperatura concreta y se identifica fácilmente por disponer de un SAE con un único número. Algunos ejemplos de lubricantes monogrado para motores de automoción son: 0W, 15W, 20W, 30W…

Por otro lado, disponemos de los aceites multigrado. Hoy día los más comunes. Su SAE viene dispuesto con 2 números, uno anterior a la W y otro posterior. El primer dígito hace referencia a la temperatura mínima a la que trabaja correctamente el lubricante y el segundo dígito a su temperatura máxima. Los aceites multigrado se caracterizan por funcionar correctamente en intervalos más amplios de temperatura. Algunos ejemplos de lubricantes multigrado para motores de automoción podrían ser: 0W15, 5W20, 15W30…

temperatura sae motor aceite lubricante

Consejos de Rodi para la elección del Aceite de Motor.

La recomendación más importante que podemos realizar en relación con la elección del lubricante correcto para tu automóvil es que siempre trates de escoger un aceite que no varíe el SAE recomendado por el fabricante.

Algunos fabricantes de coches tienen acuerdos con empresas de lubricantes y recomiendan usar marcas concretas de aceite. Este punto no es tan importante ya que responde más bien a intereses comerciales. Fíjate bien, sobre todo, en usar lubricantes de marcas de reputado prestigio, respetar el SAE  y comprovar que el aceite está homologado para tu modelo de coche.

Únicamente se podría recomendar utilizar un lubricante con distinto SAE en una situación de necesidad. Por ejemplo, viajando en un coche con un motor que sufre pérdidas importantes de aceite, se requiere llegar a un punto concreto y no se dispone de otra opción. Obviamente, en este contexto es mejor usar un aceite diferente lo más parecido posible antes de exponerse a quedarse sin aceite y gripar el motor.

Finalmente, te recomendamos cumplir escrupulosamente siempre con los periodos de revisiones y cambios de aceite de tu modelo de coche. ¿Quieres más información sobre el aceite de motor? Encuéntrala en nuestra sección dedicada al cambio de aceite del coche.