TE LLAMAMOS GRATIS
X
HORARIO DE LUNES A VIERNES
DE 9 H A 20 H
SÁBADO DE 9 H A 13 H

 
Acepto recibir información comercial
checkbox

Acepto la ley de protección de datos
checkbox
LLÁMAME

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE RODI
Finalidades: Contactar telefónicamente. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: No están previstas cesiones. Derechos: Acceder, rectificar, suprimir sus datos según información adicional. Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad

Correo de confirmación
X

Se ha enviado un correo de confirmación

Por favor, haz click en el enlace que aparece en el correo para verificar el correo electrónico.
CAT  /   ESP

Los cinco problemas más comunes de los frenos


27 de julio de 2018

Un fallo en el sistema de frenado es más común de lo que te imaginas. Te enseñamos cómo detectar los cinco problemas más frecuentes.

COMPARTIR EN

Los cinco problemas más comunes de los frenos

Un sistema de frenado en mal estado aumenta la reacción de frenado del vehículo, lo que se traduce en un aumento del porcentaje de sufrir un accidente.  

Aunque te recomendamos que lleves el coche a tu taller RODI más cercano cada vez que experimentes un problema con los frenos, te contamos cuáles son los 5 problemas más comunes que afectan al sistema de frenado para que puedas detectarlos a tiempo y la avería no vaya a más.

1. Tacto del pedal.

Conocemos muy bien cuál es el tacto del pedal de freno de nuestro coche. Por eso, cuando notamos que, al pisarlo, está más duro de lo normal, puede deberse a que las pastillas de freno estén sucias o cristalizadas, o que existe alguna clase de problema en el disco de freno o en el líquido de frenos.

Si, por el contrario, al pisarlo tenemos la sensación de que está esponjoso, es probable que tengas un problema con los latiguillos o que exista una pinza gripada. 

2. Recorrido del pedal

Si cuando frenas notas que el pedal hace más recorrido de lo normal, es posible que el líquido de frenos esté en mal estado o exista una fuga en el circuito.

Si notas que el recorrido se acorta, indica daño en las piezas que intervienen en la extensión y retracción de las partes móviles. 

3. Pérdida de capacidad de frenado

Otro de los problemas más fáciles de detectar (y más peligrosos), es la pérdida de capacidad de frenado. Pasado un tiempo, las pastillas de freno pierden eficacia, y llega un punto en el que no rinden como deberían en caliente, lo que se conoce como “fading”. En este caso, debes dejar enfriar los frenos.

La pérdida de capacidad de frenado también puede ser ocasionada por unas pastillas en mal estado. En este caso, deberías cambiarlas.

4. Chirrido al frenar

El chirrido que todos hemos escuchado alguna vez cuando frenamos está ocasionado por la fricción de las pastillas de freno sobre sobre los discos. Este problema puede ocasionarse por varios motivos:

5. Vibración del pedal

Si notas que el pedal de freno vibra, es probable que los rodamientos de los neumáticos estén gastados. Este fallo también pueden provocarlo un mal equilibrado de los neumáticos o la necesidad de cambiar pastillas y/o discos de freno.