¿Qué hago si mi Coche pierde Aceite?

Saber si tu coche pierde aceite es algo que identificarás muy fácilmente. Sólo tienes que fijarte en el rastro que tu vehículo deja allá por donde pases. Pero ¡ojo!, eso no siempre significa que la fuga es de aceite. Primero deberás asegurarte de que la pérdida de líquido no ocurre por otras causas, como, por ejemplo, una avería en el sistema del aire acondicionado. Para asegurarte, basta con tocar u oler el líquido.

Una vez detectada la pérdida de aceite, debemos saber a qué clase de fuga nos enfrentamos. Para hacerlo, mide cuánto aceite queda en el depósito con la ayuda de la varilla del aceite, siguiendo las indicaciones del fabricante. Si la varilla marca por debajo del mínimo, lo que querrá decir que el depósito está muy vacío, estaremos ante una avería más grave.

No se recomienda circular con el depósito de aceite vacío, ya que existe un gran riesgo de que el motor funcione de forma incorrecta y podría provocar una avería mucho mayor. Por esto, lo mejor es llamar a una grúa y llevar tu coche a tu taller RODI MOTOR SERVICES más cercano. Allí te diremos qué es lo que ha causado la pérdida de aceite y los próximos pasos que deberemos seguir para solucionar el problema.

Causas de la pérdida de aceite del coche

Existen múltiples causas que provocan la pérdida de aceite de nuestro vehículo. Te contamos las más corrientes según el lugar por donde lo pierden a continuación:

  1. El cárter: si el aceite gotea por el cárter, seguramente es porque hay algún problema con un tornillo o una arandela. Normalmente basta con apretar el tornillo o sustituir la arandela.
  2. El turbo: perder aceite por el turbo es sinónimo de desgaste del mismo. Ten en cuenta que la vida útil del turbo es de unos 250.000km. Aquí también es importante la calidad del aceite, pues puede provocar un desgaste prematuro del turbo. 
  3. La junta de culata: es la encargada de evitar que el aceite y el líquido refrigerante se mezclen. Este es uno de los peores motivos, y más graves, por los que tu coche puede perder aceite, ya que el cambio de culata es una de las reparaciones más caras que existen. Aunque creas que cambiando sólo la junta resolverás el problema, se recomienda rectificarla y limpiar los conductos, lo que resulta una tarea mucho más complicada y difícil.

Es muy importante que siempre tengas el aceite y el filtro de aceite en buen estado. No importa la reparación que hayas hecho; si no realizas un correcto mantenimiento del aceite, volverás a tener problemas, y lo más importante: podría afectar al motor. Te contamos los tipos de aceite que existen aquí, y por qué es importante cambiar los filtros, aquí.