¿Qué presión deben llevar mis Neumáticos?

No nos cansamos de repetirlo: los neumáticos son el único punto de contacto con la carretera. Llevarlos en buen estado parece ser suficiente, pero no podemos olvidarnos de algo fundamental a la hora de circular: mantener una presión adecuada. 

No sólo se trata de una cuestión económica (ya que los neumáticos con una presión inadecuada se gastarán y/o perderán antes sus propiedades, lo que nos obligaría a realizar un cambio de ruedas antes de tiempo), sino que también afecta a nuestra seguridad.

Tipos de presiones inadecuadas y sus consecuencias

  • Presión alta: las ruedas con una presión demasiado alta pierden adherencia a la superficie. Este punto va estrechamente ligado con el confort dentro del habitáculo, ya que disminuye la capacidad de absorción de las irregularidades del asfalto por parte de la rueda y, por consiguiente, aumenta el ruido. Además, la banda de rodadura se desgasta más rápidamente y aumenta el consumo de combustible.
  • Presión baja: un vehículo con unas ruedas a baja presión aumenta las posibilidades de sufrir un reventón. También aumenta la distancia de frenado en superficies mojadas, y se vuelve mucho menos manejable.

La presión adecuada para tus neumáticos

Existen varios factores que determinan cuál es la presión adecuada para cada tipo de neumático, ya que no todos son iguales. El neumático que montemos, el tipo de vehículo, su peso… son puntos que debemos tener en cuenta. El indicador más fiable, sin embargo, es lo que recomienda el fabricante. Podrás encontrar la presión a la que debes llevar tus neumáticos en el libro de instrucciones del vehículo.

Revisa la presión de tus neumáticos

El equipamiento de los coches modernos ya nos avisa de que es necesario revisar la presión de los neumáticos en caso de que se encuentren a una presión inadecuada. Si nuestro vehículo no dispone de esta clase de sensor, se recomienda revisar la presión de las ruedas de forma periódica. 

Para hacerlo, lo mejor es que te acerques un momento a tu taller RODI más cercano para que uno de nuestros profesionales lo revise. Hay máquinas para medir la presión de los neumáticos en muchas gasolineras, pero no son muy fiables. La máquina que se usa para medir la presión, el manómetro, necesita un mantenimiento que muchas veces no se realiza; además, a esto debes sumarle el uso continuado al que están expuestas, así como los golpes y el mal uso que se hace de ella.