Todo lo que debes saber sobre los Pinchazos

Pinchar una rueda es una de aquellas situaciones que muchas veces no podemos evitar por mucho que lo intentemos. Aunque pueda parecer mentira, un pinchazo no sólo se trata de una pequeña fuga de gas en nuestro neumático, sino que pueden crear tanto molestias en conducción como situaciones de riesgo. Por eso, conocer su origen es la mejor manera de evitarlo.

¿Por qué se produce un pinchazo?

  • Impacto con un objeto agresivo de la calzada (cristales, piedras, bordillos…).
  • Perforación por un objeto (calvos, tornillos, vidrios).
  • Mantenimiento inadecuado de los neumáticos.
  • Antigüedad excesiva de las ruedas.
  • Circular con las presiones bajas.
  • Exceso de carga en el vehículo.

¿Cómo se detectan los pinchazos?

  • En un pinchazo brusco, suele oírse un ruido, seguido de vibraciones al volante.
  • Cuando se pasa por una curva, el coche se comporta de manera extraña y gira mal.
  • También se detecta en una recta, cuando se nota que el vehículo toma de repente o gradualmente una tendencia a girar hacia uno de los lados

¿Qué debemos hacer cuando pinchamos?

  • Inmediatamente, debe sujetarse con firmeza el volante para mantener la dirección deseada.
  • Se debe dejar de acelerar hasta que el vehículo se detenga por sí mismo.
  • Si hay que frenar, debe hacerse suavemente. En recta no suele generar problemas, pero en curva debe actuarse con tacto y estar atento a la reacción del coche para mantener el control.
  • Si el pinchazo se produce en las ruedas delanteras, la tendencia del coche será no girar al llegar a una curva (subvirar), y en mayor proporción si el neumático pinchado es el exterior.
  • Al pinchar una rueda trasera, el coche tiende a ponerse de lado en las curvas (sobrevirar)
  • Tanto en subviraje como en sobreviraje, se recomienda firmeza al volante y no frenar con brusquedad para evitar transferencia de peso del coche que empeora la situación de riesgo.
  • Al pinchar en las ruedas traseras, se puede intentar recuperar la direccionalidad girando las ruedas levemente hacia la dirección que patina el coche para realizar un contravolante.
  • Después de recuperar el control, no es necesario parar inmediatamente. Se puede avanzar a velocidad lenta hasta un lugar seguro para detenerse y sustituir el neumático sin peligro.

Consejos RODI MOTOR SERVICES

  • Hay que tener presente que, cuando se sustituye una rueda, es recomendable también montar un neumático nuevo al otro lado del mismo eje para no desequilibrar el vehículo.
  • Al comprar un coche, es interesante que disponga de controles de estabilidad y de presión de neumáticos