Correo de confirmación
X

Se ha enviado un correo de confirmación

Por favor, haz click en el enlace que aparece en el correo para verificar el correo electrónico.
TE LLAMAMOS GRATIS
X
HORARIO DE LUNES A VIERNES
DE 9 H A 20 H
SÁBADO DE 9 H A 13 H

 


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE RODI
Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en atencionalcliente@rodi.es. Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad

LLÁMAME

¿POR QUE HAY QUE CAMBIAR EL LÍQUIDO DE FRENOS?


27 de abril de 2017

El líquido de frenos, un desconocido que influye en nuestra seguridad.

El líquido de frenos no es más que un elemento que hace posible la transmisión de fuerza que ejercemos sobre el pedal a las pinzas del freno, basándose se en la transmisión hidráulica de la energía. Es un método sencillo y fiable, de ahí que, a pesar de la evolución del automóvil, este sistema se mantenga prácticamente inalterable.

Lo que sí ha cambiado en este tiempo es la composición del líquido propiamente dicho. Antiguamente se usaban aceites minerales y líquidos de silicio. Actualmente, está compuesto por derivados poliglicol.

Características del líquido de frenos

  • Resiste tanto las elevadas temperaturas que se alcanzan en el circuito de frenos, como temperaturas muy por debajo de los 0 grados, pues ha de estar fluido bajo cualquier circunstancia. 
  • Está diseñado para absorber la humedad, eliminando un efecto muy peligroso que se produce cuando hay presencia de agua en el circuito.
  • El agua hierve a los 100 grados, por lo que al evaporarse puede producir pérdidas de eficacia en el frenado, ya que el vapor, a diferencia de los líquidos, es comprimible, lo que reduce drásticamente la presión que se aplica sobre los frenos.

En teoría los circuitos son estancos, pero por las juntas de los pistones de freno, del depósito de llenado o incluso por efecto de condensación que provocan los cambios de temperatura en su uso, hace que el agua acabe afectando el sistema.

Estos líquidos pueden soportar hasta un 3% de agua, pero por encima de este punto empieza a ser peligroso. Por ese motivo, en RODI MOTOR SERVICES recomendamos su sustitución periódica, sobre todo teniendo en cuenta que, para un coche normal, el cambio del líquido de frenos se sitúa alrededor de los dos años.

 

CONSEJOS RODI MOTOR SERVICES

  • Incluso si se usa poco el coche, el líquido de frenos tiende a captar humedad, por lo que hay que sustituirlo mínimo a los dos años o 20.000 km.
  • El líquido de frenos es muy corrosivo y tóxico, así que debemos tener mucho cuidado cuando lo manipulamos. Por ese mismo motivo, requiere un reciclado profesional.
  • Tú mismo puedes comprobar el nivel en su depósito. Debería estar entre las marcas de máximo y mínimo. Ten en cuenta que, si baja por debajo del mínimo, es posible que el sistema ya no sea estanco, así que deberías acudir a tu taller RODI MOTOR SERVICES más cercano.
  • Respeta siempre el DOT aconsejado por el fabricante.
  • No se pueden mezclar diferentes DOT; de lo contrario, pierden su eficacia.

¡Recuerda!: Cualquier operación relacionada con un tema tan sensible a nivel de seguridad, siempre debe ser realizada por personal cualificado.

COMPARTIR EN

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información